Jesús nos dice con razón y verdad: “Vengan a mí todos los que están cansados y afligidos que yo los aliviaré’, porque en Él resplandece un amor probado y victorioso, más fuerte que el mal y que la muerte.

Aqui estoy!